11 formas comprobadas de evitar la pestaña de Promociones de Gmail en 2019

11 formas comprobadas de evitar la pestaña de Promociones de Gmail en 2019

Jackie Goldstein
Jackie Goldstein
28

Si usas Gmail, entonces ya sabes sobre las diferentes pestañas de tu bandeja de entrada de Gmail. Los correos más importantes, los que Google piensa que debes ver, se envían a la pestaña “Principal”. Cualquier cosa que Google considere correos masivos o promocionales van a la pestaña “Promociones”. El problema es que los correos de la pestaña de Promociones no son muy visibles. El propietario de la cuenta no recibe una notificación sobre un nuevo correo y tiene que escoger revisar la pestaña para descubrir los correos electrónicos.

Por qué importa mantener tu correo fuera de allí

Al enviar correos de marketing, el resultado deseado obvio es que el destinatario abra el correo y haga clic para ir a tu sitio. Es por eso que pones tanto esfuerzo en crear un asunto que los atraiga y abran el correo, y por eso escribes contenido interesante en tu correo que disfruten leer. Pero si tus correos son enterrados en la pestaña Promociones junto con otros correos de marketing, la probabilidad de que el destinatario lo note (y no hablemos de leerlo) son muy pocas. Dado que la mayoría de las listas de direcciones se componen de usuarios de Gmail, esa es una parte significativa de tu lista de contactos.

La única forma garantizada de salir de la pestaña de Promociones

Solo hay una acción que garantiza que tus correos electrónicos siempre lleguen a la pestaña Principal, pero tú no podrás hacerlo. La única persona que puede garantizarte que tu correo no termine en la pestaña de Promociones es el destinatario. Si la persona quiere ser parte de tu lista de correo, disfruta leer tus correos y responde frecuentemente o hace clic en tus enlaces, entonces tus correos serán enviados de forma continua a la pestaña Principal.

Aunque no puedas dar este paso, puedes pedirle a los destinatarios que lo hagan por ti. Envía un correo a tu lista y pídeles que te agreguen a su lista de contactos. Es una buena idea incluir estas instrucciones paso a paso en el correo para ayudar a los suscriptores:

  1. Encuentra un correo de nuestra compañía. Si estás en la lista de correo de WSP, busca un correo de WSP. Puede que tengas que mirar en la pestaña de Promociones o Spam.
  2. Pon el puntero sobre el nombre del remitente hasta que veas que aparece la opción de “Añadir a contactos”. Haz clic en esta opción para que el remitente se incluya en tu lista de contactos de confianza y sus correos aparezcan en tu bandeja de entrada Principal. Puedes hacer esto desde el mismo correo electrónico o desde la vista de lista en la carpeta.
  3. Rescata el correo electrónico que encontraste en la pestaña Promociones o la carpeta Spam al hacerle clic y arrastrarla hasta la bandeja Principal.
  4. Aparecerá un cuadro de diálogo que te preguntará si quieres que la acción se aplique a cada mensaje de este remitente. Haz clic en “Sí”.

Y eso es todo. ¡Si tan solo pudieras contar con que cada contacto se tomara el tiempo de poner tu dirección en su lista blanca! Ya que no puedes tener garantías de que todos tus suscriptores harán esto, sigue estos 11 pasos para aumentar la probabilidad de mantenerte fuera de la pestaña Promociones.

Cómo asegurarte de que tu correo electrónico no termina en la pestaña de Promociones de Gmail

Es muy difícil suponer qué es lo que hace a Google elegir unos correos para la pestaña de Promociones y qué le hace elegir otros para la pestaña Principal. Solo Google conoce su propio algoritmo y usa cientos de factores para tomar esta decisión. No intentes engañar al sistema, porque seguramente te van a descubrir, y eso tendrá un impacto aún mayor en tus tasas de entrega de correos electrónicos.

Muchas personas piensan que si usas un servicio de marketing por correo electrónico, evitarás automáticamente la pestaña Promociones. Aunque sí que deberías usar un proveedor de servicio de correo electrónico (ESP) para tus necesidades de marketing por correo, no es una solución mágica. Nada está garantizado, pero aquí tienes 11 pasos que puedes dar para aumentar la probabilidad de que tu correo llegue a la pestaña Principal:

  1. Imagina que estás escribiendo un correo a un amigo. La principal razón por la que los correos terminan en la pestaña de Promociones es porque están escritos como una promoción. Incluyen frases de publicidad como “Compra ahora” o “No te lo pierdas”, que no es la forma normal en que los amigos se hablan. Evita el lenguaje publicitario y escribe tus correos como si los fueras a enviar a alguien que conoces. Un consejo inteligente de marketing que te sirve para mucho más que el tema de la pestaña de Promociones, es crear un cliente imaginario. Tu cliente imaginario tiene un nombre, una personalidad y un patrón de conducta. Cuando escribes tus correos, no estás creando un correo de marketing, sino que estás informándole a Juan o a Carolina sobre algo que les podría interesar.
  2. Tranquilo con las imágenes. La mayoría de correos normales no tienen imágenes. Si tu correo está repleto de gráficos, es una señal clara para Gmail de que no es un correo normal de un amigo, y hace más probable que lo envíe a Promociones. Otro factor a tener en cuenta es la proporción de imagen-texto Si estás enviando un correo largo, probablemente puedas salirte con la tuya con 1 o 2 imágenes, pero si es una nota corta, entonces 2 imágenes serán una señal de alarma. Las cabeceras o firmas bonitas que incluyen imágenes o fuentes elegantes son otro error. Google sabe que la mayoría de personas no usan estos elementos cuando solo escriben a un amigo, así que lo reconocen como una señal de contenido promocional.
  3. Evita el formato HTML. ¿Qué tan a menudo usas HTML para crear efectos de formato al enviar un correo a un amigo o familiar? Probablemente nunca. Mantén tus correos de marketing como texto plano y evita la tentación de aderezarlo con formato HTML. Esto puede significar cambiar tu plantilla de correo electrónico, si la que estás usando depende demasiado de código HTML.
  4. Comprueba tus encabezados y pies de página. Desafortunadamente, los encabezados y pies de página generados automáticamente que añaden los proveedores de servicios de marketing por correo electrónico, pueden condenar tu correo a la pestaña de Promociones. Estos contienen código de marcado que Google encuentra e identifica como promocional. Algunos ESP (proveedores de servicios de correo electrónico) tienen la opción de eliminar los encabezados X-mailer y X-campaign, y el código de pie de página, lo que te da mejores probabilidades. Sin embargo, si eliminas el código del pie de página también podrías eliminar el enlace de Darse de baja. Aunque realmente un enlace de Darse de baja es otra señal obvia de que es material promocional. Pero por otro lado, estás obligado legalmente a incluirlo para que tus destinatarios se den de baja, según la ley CAN-SPAM de 2003 (Ley de control del ataque de pornografía y marketing no solicitados). No tienes más opción que incluir el enlace de Darse de baja en algún lugar de tu correo, incluso si significa terminar en la pestaña de Promociones.
  5. Enlaza con cuidado. Un correo electrónico lleno de enlaces está condenado a la pestaña Promociones y con buena razón. Esa no es la forma en que los amigos se envían correos normalmente. Es mejor que tu correo tenga uno o dos enlaces y ten en cuenta que tu enlace de Darse de baja es uno de ellos. Pero un enlace es todo lo que necesitas, porque con más solo distraerías a los destinatarios y confundiría el llamado a la acción CTA.
  6. Haz que sea personal. Realmente hay una diferencia de opiniones entre los profesionales de marketing por correo sobre si los correos personalizados tienen más probabilidad de terminar en la pestaña Principal o no. Algunos dicen que no hay diferencia, Google se da cuenta si has usado lenguaje promocional, incluso si tus correos empiezan con el nombre del destinatario. Otros dicen que al usar el nombre de alguien da la impresión de que es un correo de un amigo. Puedes intentar de ambas formas con tests A/B, pero en todo caso, dirigirte a tus clientes por su nombre es una buena práctica, incluso si no aleja tu correo de la pestaña Promociones.
  7. Mantenlo corto… quizá. Los profesionales de marketing por correo tampoco están de acuerdo sobre si los correos cortos son mejores que los largos. No hay necesidad de depender solo de su opinión: usa split tests para enviar correos electrónicos de diferentes longitudes y descubre tú mismo si la longitud de tu correo es realmente lo que la marca diferencia.
  8. Comprueba tu campo de responder. Si tienes una dirección de “responder a” diferente a la dirección que usaste para enviarte el correo, es otra pista para Google de que este correo fue enviado por una compañía y no una persona. Los individuos usualmente no usan una dirección de respuesta diferente en sus correos. Comprueba los ajustes de tu ESP y configúralos para que los destinatarios solo puedan responder a la dirección de correo electrónico que está en el campo “De”.
  9. Llévate el contenido promocional a otra parte. ¿Qué puedes hacer si realmente necesitas enviar un correo promocional que cuente a tus contactos sobre la gran oportunidad de rebajas y descuentos a corto plazo? Puedes llevártelo a tu sitio web. En lugar de enviar un correo lleno de imágenes, etiquetas de precios y palabras publicitarias como “descuento” y “precio”, crea una página de destino en tu sitio web que tenga toda esta información. Entonces, puedes pedir a tus contactos que visiten un enlace para obtener toda la información con todo el formato, imágenes y precios que desees.
  10. Prueba, prueba, prueba. Como dijimos antes, no hay una regla escrita en piedra para evitar la pestaña Promociones. Las pruebas A/B y split test te permiten enviar correos con diferentes longitudes, palabras, formatos, etc. y ver cuáles tienen mejores tasas de apertura o hacen que más gente haga clic en los enlaces incluidos. Lo que funciona para otras compañías podría no ser lo que funciona para ti, así que ponte creativo y pon a prueba diferentes posibilidades.
  11. Tus correos electrónicos se ven más genuinos si son enviados desde dominios autenticados. Tu ESP debería incluir autenticación SPF (Convenio de remitentes) y DKIM (del inglés, DomainKeys Identified Mail) para evitar el redireccionamiento de correos y mejorar tu integridad. Si envías correos desde un dominio autenticado aumenta tu reputación como remitente y evita que tus correos parezcan spam.

Para más consejos y reseñas de marketing por correo electrónico, visita nuestra sección de servicios de marketing por correo electrónico.

28 Aplausos
¡Aplaude la publicación si te ha resultado útil!

¿Algún comentario?

0 fuera de mínimo 100 caracteres
Cargando Maximal length of comment is equal 80000 chars La extensión mínima del comentario es de 100 caracteres

Recibe solo un correo electrónico al mes y lleva tus habilidades al siguiente nivel.

¡Regístrate ahora!

Comprobamos todos los comentarios de los usuarios en un plazo de 48 horas para asegurarnos de que todos son de personas reales como tú. Nos alegra que este artículo te haya resultado útil; apreciaríamos que se lo mostraras a otras personas.

Comparte esta publicación del blog con tus amigos y compañeros enseguida:

We check all comments within 48 hours to make sure they're from real users like you. In the meantime, you can share your comment with others to let more people know what you think.

Una vez al mes, recibirás consejos y trucos interesantes y perspicaces para mejorar el rendimiento de tu sitio web y alcanzar tus objetivos de marketing digital.

© 2019 WebsitePlanet.com. Todos los Derechos Reservados.